16.10.08

v o r á g i n e -

Simplemente me asomo con sigilo a unas aberturas extrañas en el muro que separa mi incredulidad de mi creencia. Sé que somos una mezcla de mundos y que hemos cerrado siempre la puerta a lo irracional, a lo que no alcanza la altura de lo verosímil, y que, sin embargo, llena de roturas el círculo de la existencia. Pero al final de las sombras estaremos siempre nosotros, como un monumento a la dualidad de esta forma hundida en los espejos, y aquella, lejanamente cerca, que desconocemos pero al mismo tiempo admitimos. Y heme aquí, delante de estas aberturas, frente a algo extrañamente cierto; quizás frente a mí mismo, creyéndome.

(autor anónimo)

1 comentario:

Matias dijo...

Creo que nos han hecho cerrar la puerta a lo irracional. Desde nuestra educación que nos condicionó durante nuestro crecimiento fueron cerrando las puertas a lo irracional. Pero cuando crecimos aprendimos a ver que hay otro mundo dentrás de este mundo, que hay otra realidad atrás de esta realidad... y por suerte no la negamos o al menos alguno no la negamos... hace poco escuché algo muy interesante: El que estudia es un ignorante mas sofisticado...

Saludos Marisa...


Matias